Pasar al contenido principal
03/05/2023

El 62% de los niños con un dispositivo de asistencia ventricular en España reciben un corazón nuevo en nueve meses

Els Drs. Raúl Felipe Abella, Joan Balcells i Ferran Gran

Els Drs. Raúl Felipe Abella, Joan Balcells i Ferran Gran

Una pacient amb un dispositiu d'assistència ventricular

Una pacient amb un dispositiu d'assistència ventricular

03/05/2023

Un estudio, en el cual ha participado Vall d’Hebron, ha analizado todas las intervenciones de este tipo realizadas entre el 2006 y el 2020

Un estudio, en el cual han participado los seis hospitales españoles que tienen un programa de trasplante cardíaco pediátrico, ha analizado todos los casos en entre 2006 y 2020 en los que se ha utilizado un Dispositivo de Asistencia Ventricular (VAD siglas en inglés) en niños. De los 118 casos, el 62% tuvieron un trasplante dentro de les primeros nueve meses. Además, un 6% de los pacientes consiguieron una recuperación lo bastante significativa como para asegurar el funcionamiento del órgano cardíaco sin ninguna ayuda externa. El Hospital Universitario de Vall d'Hebron es el único centro en Cataluña que lleva a cabo trasplantes de corazón en pacientes pediátricos, los otros centros en el estado español son: Hospital Universitario Reina Sofia de Córdoba, Hospital Universitario y Politécnico La Fe de València, Complexo Hospitalario Universitario A Coruña, Hospital General Universitario Gregorio Marañón i Hospital Universitario La Paz de Madrid.

"El estudio ha evidenciado que el porcentaje de pacientes trasplantados en los primeros seis meses de asistencia en España es seis puntos superior que el registro norteamericano (PEDIMACS) y 17 puntos por encima del estudio europeo (Paedi-EUROMACS). Probablemente, este hallazgo esté en relación con el excelente sistema de donación de órganos estatal y con la generosidad de la población española." Explica el Dr. Joan Balcells, jefe de la Unidad de Cuidados intensivos Pediátricos del Hospital Universitario Vall d'Hebron e investigador Principal del grupo Investigación Clínica / Innovación en la Neumonía y Sepsis (CRIPS), autor portavoz del estudio publicado al European Journal of Cardio-Thoracic Surgery.

Todo y los buenos datos en la tasa de trasplantes, la supervivencia global de la serie ha sido inferior a la de los registros norteamericano y europeo. Esto ha sido debido a las características diferenciales de la población analizada versus los otros estudios.  La más destacada es su corta edad (un 70,4% eran menores de cinco años y un 31,4% eran menores de un año), mientras que el porcentaje del PEDIMACS americano era de 47,3 y 25,5% y el Paedi- Euromacs 43.4% y 19,5%. Los pacientes pequeños son más difíciles de asistir con la tecnología actual y su mortalidad es más elevada.

El ECMO como herramienta fiable para estabilizar al paciente grave antes del implante

El estudio permitió al equipo investigador detectar cuatro factores, presentes en el momento del implante, que afectan la supervivencia a corto y a largo plazo de los pacientes. Estos son: peso inferior a 5 kilogramos, bilirrubina total superior a 34 micromole por litro, diagnóstico de cardiopatía congénita e indicación del apoyo como medida para evaluar si el tratamiento tiene que estar orientado hacia el trasplante o hacia la recuperación (puente a la decisión).

El equipo investigador también ha encontrado dos otros factores que aumentan la mortalidad a largo plazo. Estos son: haber sufrido un paro cardiaco o realizar el implante en pacientes con nivel 1 de la escala INTERMACS de insuficiencia cardíaca.

Los resultados muestran la importancia de escoger el momento adecuado para implantar el dispositivo. Si se espera demasiado, el paciente empeora y esto disminuye sus posibilidades de supervivencia a largo plazo. Por otro lado, si se instala demasiado pronto, los beneficios podan no compensar los efectos secundarios de la intervención, entre los cuales destacan hemorragias graves (fuera del sistema nervioso central) e ictus.

Una medida que puede ayudar a optimizar las opciones de los pacientes más graves es la técnica de Oxigenación con Membrana Extracorpórea (ECMO). El estudio ha encontrado que el uso de este dispositivo, previo al implante, no aumenta la mortalidad. Este hallazgo valida la opción para utilizar la ECMO como herramienta para estabilizar primero los pacientes más graves (INTERMACS 1) para después implantar el dispositivo de asistencia ventricular en mejores condiciones.

El porcentaje de pacientes trasplantados en los primeros seis meses de asistencia en España es seis puntos superior que el registro norteamericano y 17 puntos por encima del europeo.

Noticias relacionadas

En los pacientes con infarto agudo de miocardio, la detección de cierto grado de necrosis en los músculos papilares del ventrículo izquierdo mediante RM cardiaca se asocia a una mayor probabilidad de muerte, arritmias e insuficiencia cardíaca.

En total se impulsarán diferentes proyectos de seis grupos de investigación que se centrarán en la medicina de precisión y las terapias avanzadas.

Los grupos de Enfermedades Cardiovasculares y Enfermedades Neurovasculares del VHIR investigarán nuevas estrategias terapéuticas para la insuficiencia cardíaca, nanomedicina en ictus y prevención de la toxicidad cardiovascular en tratamientos de cáncer.

Profesionales relacionados

Joan Balcells Ramirez

Joan Balcells Ramirez

Investigador/a principal
Investigación Clínica / Innovación en la Neumonía y Sepsis (CRIPS)
Leer más
Inma Salomón Castaño

Inma Salomón Castaño

Enfermedades Cardiovasculares
Leer más
Antonia Pijuan Domenech

Antonia Pijuan Domenech

Enfermedades Cardiovasculares
Leer más
Imanol Otaegui Irurueta

Imanol Otaegui Irurueta

Enfermedades Cardiovasculares
Leer más

Suscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Vall d'Hebron Barcelona Hospital Campus es un parque de referencia mundial donde la asistencia, la investigación, la docencia y la innovación se dan la mano.