Pasar al contenido principal
12/02/2024

Despertar y hacer rehabilitación con pacientes con disfunción respiratoria grave en ECMO les ayuda con la recuperación

Pacient amb ECMO desperta

Paciente con ECMO haciendo rehabilitación en la UCI.

Pacient amb ECMO desperta

Paciente con ECMO haciendo rehabilitación en la UCI.

12/02/2024

La oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) sustituye la función pulmonar y, por lo tanto, permite que los pacientes estén activos aunque sus pulmones no funcionen.

La oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) es una técnica que ayuda a la supervivencia de pacientes con disfunción respiratoria en las unidades de cuidados intensivos. Se trata de un procedimiento complejo y los casos más graves pueden requerir períodos largos con ECMO, incluso durante meses. Un trabajo multicéntrico liderado por el grupo de investigación en Shock, Disfunción Orgánica y Resucitación del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) ha demostrado que el hecho de que los pacientes con ECMO estén despiertos, activos y que hagan rehabilitación puede mejorar su pronóstico. Se trata de un estudio en colaboración con el Hospital Pitié-Salpêtrière de París, el Instituto Karolinska de Estocolmo y el Hospital Universitario São João de Oporto y publicado en la revista Annals of the American Thoracic Society.

Desde el inicio de la pandemia, Vall d’Hebron ha sido referente en el uso de ECMO en más de 125 pacientes con COVID-19. Al tratarse de pacientes muy graves, en muchas ocasiones se encuentran con sedación. “Pese a esto, aunque sus pulmones no funcionen, es posible despertarlos y hacer rehabilitación activa porque la ECMO permite hacer el intercambio de gases como en la respiración. Además, el apoyo se puede ajustar en función de las necesidades de cada paciente en cada momento e incrementarlo mientras se hace ejercicio”, comenta el Dr. Jordi Riera, director del programa ECMO de adulto del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigador principal del grupo de investigación en Shock, Disfunción Orgánica y Resucitación del VHIR.

Para comprender los factores que influyen en el pronóstico de los pacientes con ECMO y los beneficios de la estrategia de despertarlos, el equipo investigador llevó a cabo un estudio con 120 pacientes con disfunción respiratoria por COVID-19 y necesidades de ECMO durante más de 28 días. Entre los resultados destaca la observación de que, en los pacientes que estaban cooperativos y hacían rehabilitación y fisioterapia en algún momento durante el apoyo con ECMO, la supervivencia al cabo de seis meses era del 78,8% y requerían menos rehabilitación después del alta. En cambio, esta bajaba al 41,4% en los casos más inactivos.

“Si están despiertos, los pacientes pueden interaccionar con los familiares, lo cual tiene beneficios cognitivos y emocionales. Además, si los profesionales sanitarios pueden comunicarse con el o la paciente, se puede hacer un diagnóstico más preciso en función de los síntomas que explica y, por lo tanto, ajustar la terapia de mejor forma”, argumenta el Dr. Riera. Esta mejora en la supervivencia también se explica por el hecho de que despertar a los pacientes minimiza algunas complicaciones. Por ejemplo, tienen menos infecciones, gracias a la capacidad de toser, y se observan menos daños pulmonares asociados a la ventilación.

El estudio observó, también, que la edad más joven favorece la supervivencia. Además, se plantea la necesidad de más investigación para identificar las características de los pacientes que requieren un trasplante de pulmón después de la COVID-19 como única opción terapéutica. Loso investigadores destacan que, pese a que un paciente requiera ECMO durante un mes, la recuperación total sin necesidad de oxígeno después del apoyo es posible.

Cabe destacar que en el análisis retrospectivo solo participaron pacientes que estaban con ECMO durante más de 28 días y con perspectiva de mejora, ya que la mortalidad es más elevada en los casos más críticos durante las primeras semanas. Además, pese a estar centrado en pacientes con COVID-19, los investigadores piensan que estos resultados podrían ser generalizables a pacientes con disfunción respiratoria por otras causas.

Más investigación para mejorar el pronóstico de pacientes con ECMO

Vall d’Hebron es uno de los centros líderes mundiales en el uso de ECMO por el elevado número de pacientes tratados. Destaca la calidad asistencial por la adhesión a las recomendaciones de entidades internacionales, pero también la participación en redes internacionales de investigación para mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.

Entre estos estudios con participación de Vall d’Hebron se encuentra un trabajo publicado recientemente en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine como parte del estudio PROTECMO. Se trata de un análisis de 652 pacientes de 41 centros centrado en el riesgo de trombos y hemorragias asociados a la EMCO. De hecho, la terapia de anticoagulación es necesaria mientras se lleva el soporte para prevenir la formación de trombos a causa del contacto de la sangre con una superficie externa, pero son necesarias guías para el manejo de este tratamiento, ya que son comunes las complicaciones por sangrados y la transfusión no está exenta de riesgos.

El riesgo de infecciones durante la ECMO es también una de las áreas de interés en la investigación. En este sentido, se ha puesto en marcha también el estudio internacional INFECMO. El ensayo, liderado por IRCCS Ca’ Granda Ospedale Maggiore Policlinico de Milán y con participación de Vall d’Hebron, busca entender los factores que se relacionan con las infecciones y la eficacia de diferentes antibióticos para el tratamiento de este tipo de pacientes. El Dr. Riera es el coordinador del grupo de trabajo de infecciones en la EuroELSO, la sociedad internacional referente en ECMO.

El trabajo muestra que, en los pacientes que estén sedados durante todo el proceso, la supervivencia a los seis meses es del 41,4%, mientras que en los pacientes despiertos es del 78,8%.

Noticias relacionadas

El curso, dirigido por el Dr. Jordi Riera, cuenta con la participación de cerca de 30 docentes especialistas en ECMO desde distintas disciplinas.

El jefe del grupo de Shock, Disfunción Orgánica y Resucitación del VHIR formará parte del equipo que evalúa los artículos científicos que recibe esta revista, la mejor a escala mundial dedicada en exclusiva a la medicina intensiva.

La start-up Tesai Care está dedicada al desarrollo de Heecap, un sistema de electroestimulación no invasiva para evitar la atrofia de la musculatura respiratoria de los pacientes con ventilación en las UCI.

Profesionales relacionados

Jordi Riera del Brío

Jordi Riera del Brío

Investigador/a principal
Shock, Disfunción Orgánica y Resucitación
Leer más
Bernat Planas Pascual

Bernat Planas Pascual

Investigador predoctoral
Grupo de Investigación en Medicina Física y Rehabilitación
Leer más
Rosa Maria Gracia Gozalo

Rosa Maria Gracia Gozalo

Shock, Disfunción Orgánica y Resucitación
Leer más
Adolfo Ruiz Sanmartin

Adolfo Ruiz Sanmartin

Investigador/a principal
Shock, Disfunción Orgánica y Resucitación
Leer más

Suscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Vall d'Hebron Barcelona Hospital Campus es un parque de referencia mundial donde la asistencia, la investigación, la docencia y la innovación se dan la mano.