Vés al contingut
23/06/2010

Acreditación del Carlos III, ¿para qué?

2010_0086_2010_0086_IMATGE

23/06/2010

La pregunta del millón estos días en torno a los cinco primeros institutos de investigación biomédica vinculados a hospitales que ha acreditado el Instituto Carlos III es esta: ¿Para qué? Los representantes de los centros agraciados, tras superar un duro y largo proceso de evaluación externa, explican que eso les posiciona muy bien para competir dentro y fuera del país y que, de manera inmediata, les permite optar individualmente, previa presentación de proyectos concretos, a la quinta parte de una ayuda de seis millones de euros diseñada a medida para ellos.Carmen Fernández 16/03/2009A los responsables de los cinco institutos de investigación vinculados a los hospitales Valle de Hebrón, Bellvitge, Germans Trias y Clínico, todos de Barcelona, y Virgen del Rocío de Sevilla, que recibieron el pasado día 5 (ver DM de 6-III-2009) el diploma del Instituto de Salud Carlos III que les acredita como centros de excelencia, tanto los propios como los ajenos les preguntan estos días por la utilidad de esa nueva distinción.Según han coincidido en explicar a Diario Médico, el reconocimiento, que les ha llegado como premio por haber superado antes un arduo y largo (más de un año) proceso de evaluación externa (por técnicos del Carlos III), les aporta valor añadido y les sitúa al frente de la investigación básica y clínica nacional. Pero también, de manera inmediata, algo más tangible: está a punto de salir la primera convocatoria de ayudas específicas para institutos acreditados, por un importe de seis millones de euros, según anunció la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, en el acto de entrega de los diplomas.Por ese motivo los cinco únicos posibles beneficiarios de esas ayudas este año están ultimando sus propuestas al Carlos III para destinar 1,2 millones de euros, que es lo que calculan que les puede llegar a tocar por centro.David García Dorado, director de investigación de la Fundación Instituto de Investigación del Hospital Universitario del Valle de Hebrón, ha informado que volcarán toda la ayuda en las estructuras físicas, porque en las recomendaciones de los evaluadores del Carlos III ya se destaca que tienen un serio problema de falta de espacio. "El nuevo edificio modular se está haciendo con préstamos cubiertos con fondos del instituto, y ese es un dinero que deja de usarse en la investigación propiamente dicha", se ha lamentado.Emilià Pola, director del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), también siguiendo recomendaciones de los evaluadores externos, ha dicho que quieren atraer la investigación del Hospital Universitario de Bellvitge con el objeto de que "no se desprenda" de la básica, y potenciar programas de grupos emergentes del centro de agudos.Más investigadoresMiguel Ángel Gasull, director del Instituto de Investigación en Ciencias de la Salud del Hospital Germans Trias, ha asegurado que han contado hasta ahora con poca ayuda institucional y que su elevada producción científica se debe al esfuerzo personal de los investigadores. Con el apoyo del Carlos III en 2009 se proponen mejorar estructuras físicas y contratar más investigadores sénior, para iniciar nuevas lineas y reforzar las ya existentes. En concreto, quieren potenciar las enfermedades de base inmunológica, la búsqueda de relación entre medio ambiente y enfermedades neurológicas, la bioinformática y la explotación de datos, y la transferencia del conocimiento.Ramon Gomis, director del Instituto de Investigaciones Sanitarias Clínico-Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi y Sunyer (Idibaps), que incluye recursos de la Universidad de Barcelona y el CSIC, ha indicado que para ellos lo prioritario es iniciar medidas para posicionarse muy bien y competir por los fondos internacionales en el contexto europeo. Para eso cuentan con sumar la masa crítica del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB), hospital materno-infantil y servicios de salud mental de San Juan de Dios, Trasplant Services Foundation, Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona, Consorcio de Atención Primaria del Ensanche y Parque Científico de Barcelona. "Esa ayuda nos tiene que servir para dar un salto cualitativo", ha afirmado.José López Barneo, del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), un joven centro vinculado al Hospital Virgen del Rocío, la Universidad de Sevilla y el CSIC, ha manifestado que en su caso lo más urgente es terminar de construir y equipar su sede. "Queremos incorporar más investigadores, pero para poder hacerlo tenemos que mostrarles antes esto acabado". A partir de ahí, ha apuntado, tendrán mucho por hacer en las lineas en las que se proponen competir: neurociencias, cardiovascular, infecciosas e inmunitarias y terapia celular. "Esta acreditación es muy importante para poder crear estructuras reales. En España ha sido hasta ahora todo muy hueco en I+D", ha afirmado.Juego limpioPor otro lado, los cinco han corroborado que el proceso de evaluación fue duro pero muy útil. López Barneo ha calificado el sistema de "juego limpio, porque los requisitos están por escrito y son perfectamente identificables (...). Si no lo pasas a la primera, puedes hacer lo que te piden y volver a intentarlo. No está cerrado a nadie"."Las recomendaciones de los expertos del Carlos III nos sirven para confeccionar la hoja de ruta de los próximos años. Si las hubiese hecho una consultora privada nos habrían costado muy caras", según Pola. "www.diariomedico.com" Diario Médico

La pregunta del millón estos días en torno a los cinco primeros institutos de investigación biomédica vinculados a hospitales que ha acreditado el Instituto Carlos III es esta: ¿Para qué? Los representantes de los centros agraciados, tras superar un duro y largo proceso de evaluación externa, explican que eso les posiciona muy bien para competir dentro y fuera del país y que, de manera inmediata, les permite optar individualmente, previa presentación de proyectos concretos, a la quinta parte de una ayuda de seis millones de euros diseñada a medida para ellos.Carmen Fernández 16/03/2009A los responsables de los cinco institutos de investigación vinculados a los hospitales Valle de Hebrón, Bellvitge, Germans Trias y Clínico, todos de Barcelona, y Virgen del Rocío de Sevilla, que recibieron el pasado día 5 (ver DM de 6-III-2009) el diploma del Instituto de Salud Carlos III que les acredita como centros de excelencia, tanto los propios como los ajenos les preguntan estos días por la utilidad de esa nueva distinción.Según han coincidido en explicar a Diario Médico, el reconocimiento, que les ha llegado como premio por haber superado antes un arduo y largo (más de un año) proceso de evaluación externa (por técnicos del Carlos III), les aporta valor añadido y les sitúa al frente de la investigación básica y clínica nacional. Pero también, de manera inmediata, algo más tangible: está a punto de salir la primera convocatoria de ayudas específicas para institutos acreditados, por un importe de seis millones de euros, según anunció la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, en el acto de entrega de los diplomas.Por ese motivo los cinco únicos posibles beneficiarios de esas ayudas este año están ultimando sus propuestas al Carlos III para destinar 1,2 millones de euros, que es lo que calculan que les puede llegar a tocar por centro.David García Dorado, director de investigación de la Fundación Instituto de Investigación del Hospital Universitario del Valle de Hebrón, ha informado que volcarán toda la ayuda en las estructuras físicas, porque en las recomendaciones de los evaluadores del Carlos III ya se destaca que tienen un serio problema de falta de espacio. "El nuevo edificio modular se está haciendo con préstamos cubiertos con fondos del instituto, y ese es un dinero que deja de usarse en la investigación propiamente dicha", se ha lamentado.Emilià Pola, director del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), también siguiendo recomendaciones de los evaluadores externos, ha dicho que quieren atraer la investigación del Hospital Universitario de Bellvitge con el objeto de que "no se desprenda" de la básica, y potenciar programas de grupos emergentes del centro de agudos.Más investigadoresMiguel Ángel Gasull, director del Instituto de Investigación en Ciencias de la Salud del Hospital Germans Trias, ha asegurado que han contado hasta ahora con poca ayuda institucional y que su elevada producción científica se debe al esfuerzo personal de los investigadores. Con el apoyo del Carlos III en 2009 se proponen mejorar estructuras físicas y contratar más investigadores sénior, para iniciar nuevas lineas y reforzar las ya existentes. En concreto, quieren potenciar las enfermedades de base inmunológica, la búsqueda de relación entre medio ambiente y enfermedades neurológicas, la bioinformática y la explotación de datos, y la transferencia del conocimiento.Ramon Gomis, director del Instituto de Investigaciones Sanitarias Clínico-Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi y Sunyer (Idibaps), que incluye recursos de la Universidad de Barcelona y el CSIC, ha indicado que para ellos lo prioritario es iniciar medidas para posicionarse muy bien y competir por los fondos internacionales en el contexto europeo. Para eso cuentan con sumar la masa crítica del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB), hospital materno-infantil y servicios de salud mental de San Juan de Dios, Trasplant Services Foundation, Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona, Consorcio de Atención Primaria del Ensanche y Parque Científico de Barcelona. "Esa ayuda nos tiene que servir para dar un salto cualitativo", ha afirmado.José López Barneo, del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), un joven centro vinculado al Hospital Virgen del Rocío, la Universidad de Sevilla y el CSIC, ha manifestado que en su caso lo más urgente es terminar de construir y equipar su sede. "Queremos incorporar más investigadores, pero para poder hacerlo tenemos que mostrarles antes esto acabado". A partir de ahí, ha apuntado, tendrán mucho por hacer en las lineas en las que se proponen competir: neurociencias, cardiovascular, infecciosas e inmunitarias y terapia celular. "Esta acreditación es muy importante para poder crear estructuras reales. En España ha sido hasta ahora todo muy hueco en I+D", ha afirmado.Juego limpioPor otro lado, los cinco han corroborado que el proceso de evaluación fue duro pero muy útil. López Barneo ha calificado el sistema de "juego limpio, porque los requisitos están por escrito y son perfectamente identificables (...). Si no lo pasas a la primera, puedes hacer lo que te piden y volver a intentarlo. No está cerrado a nadie"."Las recomendaciones de los expertos del Carlos III nos sirven para confeccionar la hoja de ruta de los próximos años. Si las hubiese hecho una consultora privada nos habrían costado muy caras", según Pola. "www.diariomedico.com" Diario Médico

Subscriu-te als nostres butlletíns i forma part de la vida del Campus

El Vall d’Hebron Barcelona Hospital Campus és un parc sanitari de referència mundial on assistència, recerca, docència i innovació es donen la mà.